Activar el Inicio rápido en Windows 10

Como explicó hace tiempo Microsoft, Windows 10 mejora notablemente el tiempo de arranque como, y esto es gracias, entre otras a una característica llamada Inicio rápido. Si activamos dicha opción conseguimos que el sistema inicie mucho más rápido ya que guarda en una carpeta, a modo de caché, algunos archivos importantes del arranque para que el inicio sea lo más rápido posible. Esta característica suele venir activada siempre que hagamos una instalación limpia de Windows 10 pero no siempre que actualicemos.

En este videotutorial voy a explicarte como activar el Inicio rápido.

En caso de que no te salga la opción de Inicio rápido, tendrás que activar la Hibernación, desde una ventana de Símbolo de sistema con el comando powercfg.exe /h on y después Reiniciar.

Podría interesarte...

2 comentarios

  1. corrup dice:

    ¿Habilitar esto puede afectar negativamente a los que tenemos un SSD como disco duro principal, por las escrituras adicionales en el disco…?

    Yo tengo quitado la memoria virtual en el disco, la hibernación, y otras cosas que recomiendan en Internet para estos discos.

    • Yo estoy exactamente en el mismo caso que tu, ya que tengo un SSD. Creo que no merece la pena ya que la hibernación la tendrás desactivada, y además el disoc duro SSD ya es rápido de por si y como bien dices aunque tiene muchísimas escrituras, cuantas menos se hagan mejor funcionará el disco duro y más vida tendrá.
      Resumiendo, en un disco duro SSD no lo actives! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *