Cómo cambiar el fondo de escritorio en Windows 10 sin activar

Tener instalado un Windows 10 sin clave o sin activar supone tener algunas limitaciones para personalizar el sistema, por lo que no es posible cambiar la imagen de escritorio, los colores y el tema.

Hay un pequeño truco para cambiarla yendo a la imagen que quieres poner como fondo y tras hacer clic derecho sobre ella, pinchar en la opción “Establecer como fondo de escritorio”. También puedes acudir al menú “Herramientas de imagen”, Administrar y seleccionar la opción “Establecer como fondo”.

Podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *