Evita que Windows 10 reduzca la calidad de tu fondo

El fondo de pantalla es una de las personalizaciones habituales en un PC. Al establecer un nuevo fondo de pantalla, puede que hayas notado que no se ve igual que la imagen original, y esto es debido a que por defecto, Windows 10 lo comprime para que ocupe menos, disminuyendo también su calidad.

La solución para desactivar la compresión de fondos de pantalla y aprovechar el 100% de la calidad de la imagen es:

  1. Abrir el registro tecleando “Regedit”.
  2. Ir hasta la ruta HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Desktop.
  3. Clic derecho sobre la carpeta Desktop, “Nuevo”, “Valor DWORD (32-bit)” y ponle el nombre “JPEGImportQuality”.
  4. Doble clic sobre el valor que acabamos de crear. En “Base” selecciona la opción “Decimal” y en el valor escribe 100.
  5. Reinicia tu equipo, vuelve a establecer el fondo de pantalla y ahora sí, será exactamente igual a la original y respetará la calidad.

Podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *