Cómo controlar y limitar el uso de datos en Windows 10 y 11

Hoy en día en casa todo el mundo dispone de datos ilimitados, pero puede darse el caso de que estemos conectado a través de una tarifa 4G o una conexión compartida desde nuestro móvil, y en estos casos puede ser interesante controlar o limitar el tráfico de Internet en Windows.

Windows nos permite consultar qué es lo que más está gastando pero también poner un límite que podrá ser una única vez, mensualmente, etc. Los pasos a seguir son:

  1. Clic en «Inicio, Configuración, Red e Internet».
  2. Clic en «Uso de datos» y se nos abrirá una nueva ventana donde veremos los detalles de uso por aplicación.
  3. En la parte superior de la pantalla veremos «Especificar límite», la configuración que nos permitirá «Establecer el límite de datos».

Cuando lo tengas, rellenas con el límite de datos y automáticamente Windows mandará una notificación cuando te estés acercando para que tomes una decisión y sepas si tienes que reducir el consumo o puedes aprovechar hasta el último mega.

Otra opción que permite limitar el consumo de Internet es la «Conexión de uso medido» que nos permite tener más control sobre los datos utiizados. Lo que hace es evitar gastar gigas o megas en determinados usos. Por ejemplo… bloquea actualizaciones automáticas, sincronización de archivos en la nube y limita tareas para que el consumo se reduzca mientras tenemos activada la función.

  1. Clic en «Inicio, Configuración, Red e Internet».
  2. Dentro del «Estado de red» clic sobre «Cambiar las propiedades de conexión».
  3. Encontraremos la sección «Conexión de uso medido» y podemos activarla o desactivarla.

Si el botón de configuración de conexión de uso medido está en gris es debido a que es un ordenador de empresa y esto lo gestiona directamente la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.