Cómo limpiar la pantalla de tu PC o portátil correctamente sin dañarla

Junto al teclado, la pantalla de tu ordenador PC o portátil es la que más se ensucia con el uso y el paso del tiempo. El propio polvo, nuestros dedos, o cualquier cosa que tengamos alrededor, puede acabar manchando la pantalla de nuestro equipo.

Quizás muchos no limpien la pantalla de su equipo por dejadez, mientras que otros muchos tienen miedo a usar cualquier producto inapropiado y que puedan dañarla. Y es que eso es algo que tenemos que tener en cuenta antes de nada, lo que nunca debemos hacer para limpiar la pantalla del ordenador.

Mucho cuidado con el tipo de productos y materiales al limpiar la pantalla del portátil o monitor. Por un lado, nunca debemos usar productos que puedan ser abrasivos. Hay ciertos productos o materiales como el algodón o los paños de papel que a priori pueden resultar inofensivos y que por el contrario resultan bastante abrasivos para la pantalla del ordenador. En este sentido, debemos evitar el uso de paños de papel o de algodón, ya que a nivel microscópico son abrasivos para nuestras pantallas, ya que el material con el que están hechas no tiene nada que ver con el cristal, que es lo que estamos acostumbrados a limpiar con este tipo de materiales.

También debemos evitar el uso de productos corrosivos, como ciertos productos de limpieza con gran concentración de alcohol o amoniaco. Este tipo de productos puede dañar el material anti reflectante de la pantalla.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no es nada recomendable pulverizar el líquido que vayamos a utilizar para limpiar la pantalla directamente sobre la propia pantalla, sino que debemos hacerlo sobre el paño que vayamos a utilizar para evitar que se filtre parte del líquido entre el marco del monitor y pueda llegar a su interior.

Para limpiar el polvo de la pantalla del portátil o el monitor, lo mejor es utilizar una un paño o toalla de microfibra, algo que podemos encontrar por poco más de 10€. Lo mejor es pasarla suavemente y siempre en una misma dirección, sin frotar ni hacer círculos.

Es casi inevitable terminar manchando la pantalla, ya sea porque la tocamos con los dedos o porque la salpicamos con algo. En este caso, debemos echar mano de una esponja húmeda para deshacernos de esa suciedad. Eso sí, debemos usar agua destilada o desionizada, ya que el agua del grifo nos puede dejar marcas de cal en la pantalla. Lo mejor es que apaguemos previamente el equipo y lo desenchufemos de la red, tanto el pc como el monitor. Si es un portátil, incluso conviene quitar la batería para evitar cualquier contratiempo. La esponja debe estar húmeda pero muy bien escurrida para evitar cualquier tipo de goteo y siempre esperar a que esté bien seca antes de cerrar el portátil.

Si las manchas son aceitosas o pegajosas y no conseguimos quitarlas con agua, entonces tendremos que echar mano de alguno de los productos para limpieza de pantallas. Suelen venir en spray, por lo que, como hemos mencionado anteriormente, es recomendable pulverizar sobre el paño de microfibra y no sobre la pantalla directamente. Con el paño humedecido con el producto de limpieza, aplicamos sobre las manchas hasta tratar de deshacernos de ellas evitando frotar o apretar sobre la pantalla para no dañarla. Podemos realizar algunos círculos sobre la mancha sin apretar y posteriormente siempre limpiar en una misma dirección.

Fuente: ADSZone

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.