Cómo poner Windows 10 en escala de grises

A muchos usuarios de Windows 10 les encanta personalizar sistema. Microsoft lo sabe, y de ahí que la última versión del sistema cuente con una opción para poner Windows en blanco y negro o escala de grises.

Se trata de una función que no ha sido pensada para aquellos usuarios a los que les gusta personalizar su escritorio, sino que Microsoft la ha diseñado pensando en ofrecer un filtro de color que permita ver mejor los elementos en la pantalla a aquellas personas con ciertos defectos en su visión. No obstante, puesto que está accesible para todo el mundo, puede activarse siguiendo estos pasos:

  1. Clic en “Inicio, Configuración, Accesibilidad, Filtros de color”.
  2. Marcamos la casilla “Activar filtros de color”.

Si activamos la casilla “Permitir que la tecla de método abreviado active o desactive el filtro”, con solo pulsar la combinación de teclas “Windows + Ctrl + C” activaremos y desactivaremos la escala de grises.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.