Diferencias entre apagar, hibernar y suspender

Apagarhibernarsuspender

Windows cuenta con tres opciones para dejar de usar el ordenador: Apagar, hibernar o suspender.

  • Apagar: La más extendida y clara apaga el equipo por completo quitando la electricidad.
  • Hibernar: Cuando hibernamos el sistema se guarda una copia en disco del estado de la memoria, de modo que cuando enciendas nuevamente el ordenador el escritorio aparecerá tal como lo dejaste con los programas que tenías abiertos.El inicio de una hibernación es mucho más rápido que en un arranque normal.
  • Suspender: La suspensión coloca el equipo en un estado de mínimo funcionamiento. Es decir, se apagará la pantalla pero la memoria RAM, el procesador, la fuente de alimentación o los ventiladores continuarán en funcionamiento. El reinicio es casi instantáneo, aunque la desventaja de la suspensión es que algunas partes del ordenador continuarán funcionando consumiendo electricidad o batería, y además puede ser peligroso moverlo en caso de que sea un portatil pues podría sufrir daños el disco duro.

Lo más recomendable es apagar el ordenador si no se lo va a usar por muchos días, hibernarlo si estaremos alejados unas cuantas horas (al irnos a dormir, por ejemplo), o suspenderlo si solo va a ser un corto lapso de minutos en donde no usaremos el equipo.

Fuente: Softhoy

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.