Consejos de limpieza para mantener tu equipo siempre a punto

disipador

¿Qué puede pasar si mi equipo esta sucio?

En cualquier equipo informático, es tan importante el mantenerlo limpio de virus y en cuanto a software como el polvo y suciedad que se pueda acumular. Toda esta suciedad acortará la vida de las piezas que lo forman, desde una tarjeta gráfica que se quema porque el ventilador no gira debido al polvo, una fuente de alimentación que se estropea porque al no refrigerarse trabaja al mayor temperatura, hasta un equipo que funciona lento.

¿Qué debo limpiar?

  1. Lo primero y más importante es mantener limpio lo que muestro en la imagen, el ventilador y disipador del procesador. Debajo del disipador encontramos una pasta térmica que hace las funciones de conductor y refrigerador, y justo después el microprocesador. Si el disipador está lleno de polvo, el aire rebota y no llega al microprocesador por lo que el equipo se calentará, haciendo que el equipo funcione más lento, se cuelgue o incluso se apague y no deje encenderlo hasta que esté a una temperatura correcta.
  2. Si vuestra caja dispone de ventiladores extra para sacar o meter aire revisad que estén limpios, y fijaros al montarlo que esté en la misma posición que antes.
  3. Ventilador o disipador de la tarjeta gráfica. En las tarjetas gráficas más habituales suelen llevar un ventilador pequeño que si se llena de polvo y deja de girar puede hacr que se queme nuestra tarjeta gráfica.
  4. El ventilador de la fuente de alimentación. Aunque suele hacer falta desmontarla y si tiene garantía se anulará, podéis pasarle el aspirador desde fuera.
  5. Polvo que veamos suelto en el interior de la CPU. Claro está que si limpiamos todos los componentes y queda polvo dentro, volverá a entrar al de poco tiempo en las piezas.

¿Cómo lo limpio?

Para limpiar el disipador del procesador no es necesario que lo desmontéis, ya que si lo quitáis es aconsejable cambiar la pasta térmica. En la mayoría de los casos soltando unos tornillos o anclajes podemos soltar solo el ventilador. A la hora de limpiar podéis ayudaros de un aspirador, un cepillo/brocha o incluso sprays de aire a presión que venden.

Podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *